Periodo mameluco

En 1263, con la invasión de Jerusalén por parte de los mamelucos de Egipto, el Califa Baibars expulsó a los cristianos de Belén y derribó las murallas fortificadas de la ciudad. Durante este periodo, los peregrinos sólo podían llegar a la ciudad con el pago de altos aranceles.

La caída de Acre en 1291 supuso el fin del Reino Latino de Jerusalén. Toda Palestina permanecería bajo el poder de los mamelucos hasta la conquista del Imperio Otomano.