Eutiquio, Patriarca de Alejandría (876)

Annali, X sec.

El Patriarca Eutiquio ilustra los tiempos de la conquista árabe-musulmana, especialmente de la época del califa Omar al-Khattab. En sus memorias se recuerda el momento en que el califa Omar oró en la basílica de Belén, convirtiéndose así esta iglesia en lugar de culto para los musulmanes.


Califa Omar en oración en la Basílica de la Natividad

De allí [de Jerusalén] salió para visitar Belén. Cuando llegó el momento de la oración, oró en la iglesia, en la arcada sur. Toda esa parte sur estaba adornada con mosaicos. Omar redactó un documento dirigido al patriarca prohibiendo a los musulmanes rezar en aquel lugar, a no ser que fuera individualmente, uno tras otro, y prohibiendo que se realizara allí cualquier tipo de reunión para rezar o que fueran convocados todos juntos por la voz del almuédano; y mandó que no se alterara en ningún detalle tal documento.