Fray Francisco Suriano, 1485

Tratato de Terra Santa Cap. LXVI

Como Custodio de Tierra Santa, Francisco Suriano ofrece un testimonio directo de la estructura del techo y del estilo de vida de los frailes que vivían en la Basílica de la Natividad y la custodiaban. Afirma, en particular, que las llaves del lugar santo estaban en manos de los frailes, que abrían y cerraban el edificio, confirmando así su clara propiedad del lugar santo.

Donde se habla de Belén y de la gran Iglesia de la Santísima Virgen, donde dio a luz a Cristo

El techo de la iglesia está todo él hecho de ciprés y cedro del monte Líbano, y cubierto completamente de plomo. Debido a que la madera estaba muy deteriorada por la antigüedad y por el mal cuidado que hubo en tiempo de los conventuales, fue renovado enteramente en los tiempos en los que yo estaba en la comunidad del Monte Sion, en 1480 […]

Tratado de Tierra Santa. Cap. LXVI