Manufacturas

Los artesanos en Belén

Entre las actividades económicas más importantes de la ciudad de Belén se debe enumerar necesariamente la de los productos de artesanado local en madera de olivo, madreperla y coral.

La historia de estas labores está vinculada directamente con la historia de la fraternidad franciscana en Belén. En efecto, a partir del siglo XVI, los frailes fundaron escuelas para la enseñanza del tallado de la madera y de la elaboración de la madreperla, favoreciendo así la apertura de talleres artesanales dedicados a estos trabajos, con el fin de realizar objetos litúrgicos, belenes y otras manufacturas.

Todavía hoy la economía de muchas familias de Belén depende de esto, sobre todo tras la construcción del muro que en parte ha aislado a la población de los Territorios.

El primer testimonio que nos habla del uso de estas técnicas se remonta al año 1586: el peregrino belga Juan Zuallart, describiendo su peregrinación a los lugares santos, cuenta que en Belén «hacen rosarios y crucecillas de olivo, cedro y otras maderas» (Il devotissimo viaggio di Gerusalemme, Roma 1595, p. 206).

La enseñanza de esta técnica se puede remontar con seguridad a la constitución de la escuela en 1347, donde además del estudio de las materias teóricas, se promovía la enseñanza de disciplinas prácticas y de artesanado. En estas pequeñas factorías artesanas, además de la producción de objetos sencillos, comenzó también la fabricación de objetos de gran valor artístico, como las maquetas de los lugares santos y los belenes en madreperla y madera de olivo. El gran auge de estas actividades se produjo a raíz de los estudios de perspectiva de Bernardino Amico, que estuvo en Jerusalén y Belén en 1593-97.

Con su aportación se realizaron auténticas obras maestras de modelismo, especialmente en madreperla. Bajo el Imperio Otomano disminuyó la afluencia de peregrinos y, en consecuencia, se redujo la actividad productiva del artesanado local. Sería a comienzos del siglo XX cuando esta pequeña industria retomó un nuevo vigor, gracias a la contribución del padre Pacífico Riga, quien, como director y maestro de diseño de la Escuela de Belén durante 24 años, redescubrió y renovó la enseñanza de esta técnica.

Entre los productos elaborados artesanalmente en Belén se pueden citar belenes, sepulcros, cuadros en madreperla, relicarios y candelabros, además de modelos monumentales en miniatura que reproducen los santos lugares.

Los Franciscanos y Belén

Presencia franciscana en Belén

Casa Nova


Los artesanos en Belén

La artesanía de madreperla